lateinamerika - Quetzal - Politik und Kultur in Lateinamerika


Un segundo

Autor:  |  Frühjahr 2002

Un segundo puede ser o el tiempo máximo o el tiempo mínimo de la eternidad. »¿Qué puede suceder en un segundo?« Una y tantas cosas pueden suceder en un segundo.

en un segundo puede suceder un sueño, bien un sueño gustoso, que cada y cuando que se le trae a la memoria cause placer infinito; por ejemplo, soñar que se realiza lo que se ha anhelado por muchos meses o por una cantidad de años; o por ejemplo, si se es una persona vanidosa, soñar que todo el mundo lo alaba o tiene una buena impresión suya o manifiesta que sea el sujeto elegido para para esto o para aquello; o por ejemplo, soñar que se está según convenga, agrada o sea necesario con la persona a quien se ama; o por ejemplo, salvarse de un desastre, de la bancarrota, de que no lo atropelle un coche o una furgoneta o un camión

en un segundo puede suceder que alguien tome una decisión trascendental para siempre; ya sea que decida casarse con el ser que le ha hurtado la concentración; ya sea que decida cambiarse de nombre y salir de su país de por vida; ya sea que decida convertirse a un credo; ya sea que tenga una buena idea para ganar millones de dólares para poder costearse un viaje a la luna o a marte; ya sea que decida asesinar o golpear a su peor enemigo por sí mismo o por medio de sujetos asalariados; ya sea que decida suicidarse; ya sea que decida perder el juicio

en un segundo puede suceder que un poeta tenga la inspiración necesaria para escribir un poema extraordinario o que un poeta logre concebir la temática de un poema que tenga la posibilidad de ser un poema sobresaliente

en un segundo puede suceder que un ladrón haga mentalmente el concepto del robo de unos cuantas pinturas de valor en una pinacoteca

en un segundo puede suceder un suspiro, el último suspiro antes de penetrar en los túneles del más allá

en un segundo puede suceder un terremoto cuya intesidad alcance 7,5 en la escala Richter por lo menos, como el que sucedió la noche calorosa del veintidós y veintitrés de diciembre de mil novecientos setenta y dos en la ciudad de Managua, el centro desapare­ció, diez mil personas murieron y poco más o menos veinte mil personas sufrieron lesiones

en un segundo puede suceder que comience un aguacero que cause desastres, una discusión política que termine en una batalla a muerte entre los adversarios, una crisis económica mundial, surja de la tierra un volcán sin esperarse

en un segundo puede suceder que llegue a término el cansancio de seres que nacie­ron cansados o la vivacidad y la fortaleza de seres que vinieron al mundo con una cuota excesiva de vivacidad y fortaleza, la mala voluntad de seres arrepentidos de sus malas ac­ciones o la buena voluntad de seres desilusionados de sus buenas acciones, el odio de quienes se odian o el amor de quienes se aman

en un segundo puede suceder que nazcan y mueran miles de seres humanos o copulen y recen millones de hombres y mujeres

en un segundo puede suceder que se vuelva de la muerte a la vida por obra y gracia de la fe, se vean fantasmas cuyos engendradores hayan sido el miedo y la mala conciencia, se pierda la memoria, se contagie una enfermedad, se tenga deseos de reír sin límites

En suma, en un segundo pueden suceder una infinidad de acontecimientos o, así mismo, puede suceder que no suceda nada.


Weitersagen:


top