lateinamerika - Quetzal - Politik und Kultur in Lateinamerika


Mi amiga eres

Autor:  |  Frühjahr 1998

Contigo sueño
que sueño dormido estando despierto
o que sueño despierto estando dormido.
Sueño contigo.
Gozo de saber que gozas de oír que eres
mi tormento.
Sabes que gozo de saber
que gozas que eres mi tormento.
Gozas de saber que gozo de saber
que gozas que eres
mi tormento.
Gozamos de gozar de saber
lo que sabemos.
Quiero que no pienses en tu edad.
Olvidándote de pensar en tu edad
te olvidarás
de que eres poco menos de trece años
mayor que yo.
Olvidándote de que eres poco más de doce años
mayor que yo
supongo que me querrás como te quiero.
Te quiero sin tiempo.
Eres espacio.
Tu espacio es mi anhelo.
Te recuerdo día por día y a menudo.
Me olvido recordando.
Eres una infinidad de puntos que se unen uno
a uno y que en el presente se aleja su suma total
de mis manos.

Eres mi amiga. Amiga, te amo.
Amiga, ámame. Amiga, no te vayas.
Amiga, no permitas que la suma
de tus puntos me sea negada a mí,
a mí que te amo.
Amiga, quiero ser tu amante.
Óyeme aunque no te digo lo que pienso
o no lees lo que escribo.
Amiga, óyeme. Te confieso
que mi soledad es recuerdo
cuyas imágenes son tu figura
y que el amor es una de las penas más
amargas del alma.
Quiéreme como nunca has querido
para que tu soledad sea recuerdo
cuyas imágenes sean mi figura
y para que comprendas porqué el amor
es una de las penas más amargas
del alma.
Amiga, no seas más mi amiga,
sé mi amante.
No me importa que eres asesina.
Amiga, mejor asesíname
si piensas que nunca me querrás.
La falta de tu amor es más castigo
que vivir en el averno averno
o el averno terrenal
que es mi castigo actual sin haber pecado.

Actualidad necia,
hija proscripta de la sucesión
de casualidades.

Pasión anterior a tu presencia
o pasión que esperó tu presencia.
Espera que no me desesperó.
Pasión que clama tu presencia
o presencia, anhelo
de mi pasión.
Espera que me desespera.

Tonto de mí,
tu presencia despertó
mi interés día por día.
Desasosiego,
ojos míos imbéciles.
Fuiste engaño,
visión de aquel día.
Te deseé,
ojos mágicos tuyos.
Me consumió el amor,
llamas suyas de tu originada
existencia inalcanzable;
llamas, cenizas de las cuales
renací, pené.
Fui el tonto
cuyos sentimientos te dio
de nuevo
y sosiego perdió.
Amé a mi amante,
fuiste ella,
tu sexo fue el sexo suyo,
sexo suyo cuya savia chupé,
sexo tuyo, suyo,
cuyos límites percibí,
sexo suyo, tuyo, mío,
cuyos encantos disfruté.
Y, repetidas veces,
te deseé.
Te deseo: soy el tonto
que te desea.

No quise amarte.
Te amé sin querer amarte.
Te vi, dormí, desperté
y supe que te amaba.
Fue ayer, el mes pasado,
fue la tercera vez que te vi,
desde siempre.
No fuiste un sueño.
Tú estabas dada
para que te amara,
esperabas a que te amara.
Eres realidad.
Quisiera conocer tu secreto soberano
para lograr que me ames
como te amo.
Espejo de mis sentimientos.
Pensamiento de mis pensamientos.
Olvido de mis recuerdos.

Fuego de mis pasiones.
Destructora de mi ex amante.
Terquedad de mi irracionalidad.
Pasado presente de mi presente.
Dios o Diablo de mis arrebatos.
Culpa de mi curiosidad.
Necedad del azar cuyas dádivas no me entrega con agrado.
Límite de mis penas.
Conjunto de burlas de mi ingenuidad.
Verdad de mi existencia.
Vals de mis noches de insomnio.
Deidad de mi idolatría.
Suma de puntos a cuya unión anhela la suma de mis puntos.

Mi fantasía me ayuda
a pasar el tiempo.
No estás y estás. Bésame.
Chupemos nuestras lenguas.
Acaricia mi cuerpo.
Disfrutemos de hacer el amor.
La soledad es padecer
de compañía
cuya representación es el ser
querido.
Me engaño.
Escribo mis ideas
cuya fuente de inspiración
eres tú.
No tengo en cuenta el tiempo.
Mi cabeza es la única parte
existente de mi ser y gira
sobre sí misma
hasta que no se introduce
en la tuya.
Leo tus pensamientos.
Sé que me amas.
Me engaño.
Voy de un sitio a otro.
Me pierdo en las calles
hasta que no encuentro
la puerta de tu casa
en donde me esperas.
La abres y dices
que vayamos a tu cuarto.
Tu cuerpo es mió.
Mi cuerpo es tuyo.
El tiempo deja de existir.
Tu cuerpo y mi cuerpo
forman un cuerpo.
Me engaño.
Ojos míos
que ven, miran,
indiscretos.
Labios, pálidos,
coloreados de rojo.
Averno eres amiga, eres
peregrina.
Odio, ojos míos,
ven, miran los labios
tuyos,
anhelo mío: besarlos.
De diversas partes
naturales eres.
Irracional, animal,
cuya racionalidad
perdió, soy.
Amiga, parámetro.
Maldita eres,
desintégrate.

Dime: «te amo.» Miente,
creeré, miente amiga.
Regresa, quédate, bésame,
traicióname, persiste.
Haz lo que quieras, no imploro,
exijo, vuelve,
desnúdate, sé mía una, dos, ….
ene menos uno, ene veces.
Amiga, soy tuyo, tuyo todo.
«Te amo», di.
No te derritas por mí,
desespérame. Necesito,
arrebatamiento
cuyo origen eres ene veces, de ti.
Amante, olor, gusto, sabor,
límite, regocijo, grito:
desesperado de tu amor
desespero desesperación.
¡Ah!, no eres luna, punto amarillo
en noche obscura,
Te hurtaré, te esconderé, sí, gozaré
de tu ternura, para siempre gozaré
de tu ternura, para siempre.
¡Ah!, amante, figura, miente,
vuelve, te vas, fortuna, perdón,
estás junto a mí, entretanto sueño
que sueño.

¿Acaso me amas? ¿Necesitas verme?
¿Te inquietas si piensas en mí?
¿Sueñas conmigo?
¿Soñando pronuncias mi nombre?
¿Pierdes la noción del tiempo
de cuando en cuando?
¿Te es grata la soledad?
¿No te importa lo que piensa la gente?
¿Vienes y no quieres irte?
¿Te vas y quieres quedarte?
¿Tienes deseos de acariciarme?
¿Quieres ser mía?


Weitersagen:


top