lateinamerika - Quetzal - Politik und Kultur in Lateinamerika


El porqué de una determinada: Línea, forma, color

Autor:  |  Frühjahr 2001

Al entrar en el análisis mismo de una determinada línea, forma y color en nuestro sector humano, podemos partir una realidad que es la manifestación pura y genuina; hecho que aladamente no tiene mayor alcance, pero que en el momento actual agudiza ciertas aseveraciones. Esta pureza trae como consequencia esfuerzos casi ¡razonados por conservar la ingenuidad y una espontánea sencillez, que coincidencialmente está siendo apreciado por el artista del”gran mundo”(con la tendencia Naif).

Se hace necesario entonces referirnos a las manifestaciones primitivase en arte. Analizando dentro de la escala verdadera o falsa de valores humanista, dichas manifestaciones denominadas primitivas, habrían sido desdeñables; pues se pretendía – en la conveniencia de un sistema económico-considerar que el arte proveniente del hombre primitivo,del niño,del analfabeto, del sicótico (o por último de quien sienta la necesidad de así manifestarse) no podía alcanzar el mismo valor del proveniente del “civilizado” por cuanto el producto de este último es el más comercializable, como producto de cualquier otro orden.En este punto aclaramos no querer referirnos al problema de tales valores intrínsicos, pues es tácito su igual valor dentro del arte; sino a la naturaleza y desarrollo del arte dentro de un sistema económico.

Enfocando directamente el arte popular como posible base de lo auténtico en nuestra realidad, comprobaremos su veracidad, al hablarde quien lo produce (no individualmente sino en referencia a la colectivitad):es el pueblo y con éste su pureza.

Como lo afirman diferentes autores al mencionar el arte en sus fases superiores (o mal

llamadas tales), es decir en el punto culminante, cuando ha terminado ya el ascenso y puede darse origen al descenso; es el punto en que está recubierto por caracteres que son reflejo de formas sofisticadas de vida y costumbres, que no hacen a su esencia. Por el contrario el forjador de manifestaciones primitivas no dará como resultado expresión artística razonada, sino más bien de carácter instintivo; hecho que está demostrando su esencia sin diferenciar lo real de lo no real. Para ellos quizá el arte no es asunto tan elevado ni desinteresado, no es ajeno a la vida diaria, ni un complemento a ella sino una intensificación de la vida, una agitación del pulso, un aumento en el latir del corazón;en una palabra un modo de expresión útil y necesario.

Debemos reconocer que desde este punto de vista el arte o su semilla por los menos, nada tienen que ver con los conocimientos o con la inteligencia y cultivo de ella. Enfatizaríamos entonces diciendo que en su origen el arte es más actividad sensorial que intelectiva. No por esto sugerimos que es una expresión accesible a todo ser humano, por el hecho de poseer sentidos sino más bien que por su aspecto creador pasa a ser muy limitado; esto es accesible a pocos individuos que poseen determinadas facultades de captación para traducirlos por medio de los sentidos. Hecho que a tales individuos les puede hacer poseedores de un lenguaje dirigible a los sentidos o emociones de orden estético de toda una comunidad, el que puede ampliarse al mundo entero.

Al hablar de manifestaciones conceptuadas como primitivas dentro de la expresión de toda una comunidad, tácitamente quedan involucrados para su análisis los tres elementos mencionados: línea, forma, color; sin casi poder hablar de ellos por separado.

El porqué de una determinada linea

En breve síntesis la línea con todo lo anteriormente mencionado en forma general podemos aseverar que es ingenua, siempre de primer intento, y trazo seguro. Posea reminiscensias quizá muy lejanas provenientes de la fusión de España e Indoamérica.

En ciertos casos inclusive se cree encontrar algo de la geometrización precolombina, pero sobre todo del origen español de marcada influencia árabe. Reconocemos en las sensefas o ara béseos que llegar a América parecen haber caído en una Barroquización del más variado orden y que luego de trasformaciones sufridas en siglos retornan en una marcha inversa hacia lo primitivo, conforme va entrando y penetrando en el corazón mismo del pueblo. Hoy es casi irreconocible su verdadero origen, cirunstancia que puede sugerir las más variadas interpretaciones en la actualidad.

El porqué de una determinada forma

En el casopresente consideramos que partiría del mismo pensamiento anterior, aunque sin referirse tanto a la notoriedad de concepción de una senefa, etc. Sino por el contrario referencia que se hace más directamente a un carácter individual y creativo. Así en el caso de

nuestro arte popularla forma lo introduce más directamente a lo ingenuo, por el hecho de seleccionar formas para ser tratadas con la misma objetividad.

Remitiéndonos al concepto más puro deforma hemo sencontrado tres interrogantes para este análisis:

1 . La forma en el sentido de percepción, o sea la relación existe entre el contenido y la forma representada. En nuestro arte popular la forma es objetiva y directa, en una palabra su expresión es de orden figurativa, en tanto en cuanto se refiere a lo representado.

2. La forma en un sentido estructural, en este caso ésta se remite a concepciones de orden clásico, en el que entrarían armonía y proprociones, entre las partes componentes y el todo. Mirando desde nuestro punto de vista le asignaríamos a la forma un valor de armonía y proporciones, dentro de su conjunto muy propio, si fuese posible crear módulos de conceptuación y captación de lo primitivo (que quizá deferirían según el caso). En rasgos generales creemos que su armonía y proporciones obedecen en la mayor parte de casos al sistema ortogonal;del que se deprende el planismo,y en otros casos que en su totalidad no obedezcan al sistema mencionado,tenemos todas las posibilidades entre: la perspectiva lineal y el planismo. Así tenemos casos en que se presentan los objetos con distorsiones de la perspectiva, o con la aplicación de sus leyes a puntos de vista irreales, sin llegar a ser completamente planistas estas composiciones.

3. El sentido Símbóloco de la forma. Esto es el hallazgo de una forma objetiva precisa, que sea capaz de representar un vasto campo de lo subjetivo; forma que puede intrínsecamente ser arbitraria,como ocurre con las imágenes oníricas cuya representación individual varía con la Psicología del individuo.

O bien arbitraria por su origen legendario o no verídico. Pero de todas maneras existen símbolos de expresión universal, como la cruz del Cristianismo, u otros para toda una comunidad.

De este aspecto es el que se enriquece posiblemente más nuestro arte populares del que más reviste a sus manifestaciones plásticas, reconocibles en su forma. Origen que se encuentra en sus creencias de orden mágico-religiosas, legendarias y empíricas.

El porqué de un determinado color

En lo que respecta al color dentro de las manifestaciones plásticas populares; el color se reviste principalmente de dos aspectos: fuerza vital, pues los colores son usados casi puros, lo que armoniza totalmente con el espíritu mismo y la fuerza de las manifestaciones primitivas (hecho afín con la pureza de los niños,enfermos mentales, en los que su fuerza vital parte de la emotividad). Simbolismo, representado en cada color por acciones, sentimientos, emociones, que parten de creencias mágico religiosas, legendarias, tradiciones, etc., forjadas por la experiencia objetiva y subjetiva de un pueblo a través de siglos.

Mientras en América Latina tenían vigencia estos conceptos referentes a color, y con ello, costumbres, tradiciones, que forman parte de su vida misma, aparecen en Europa corrientes artísticas,y con ellas,conceptos de todo orden, que llegan a tener vigencia en América Latina para un grupo reducido o élite. El impresionismo, con su aparecimiento, a partir de la segunda mitad de siglo XIX,trae dentro de sus renovaciones, el aparecimiento de la rosa cromática (hecho objetivo en el color), la que hasta hoy tiene su decisiva influencia desde el punto de vista académico.

Más tarde al manifestarse el Expresionismo europeo, se involucra nuevos conceptos tocantes al color, desde un punto de vista subjetivo. Se empieza a representa runa acción o sentir con un color determinado; el que más tarde se generaliza por el mundo entero, llegando su influencia también a América Latina, manifestándose como una forma de expresión totalmente ajena y sin raíces en sus seguidores.

Los colores utilizados en nuestro arte popular tienen su significado muy propio, inclusive varía en algunos de ellos su denominación, así: aurora, lacre, plomo, cardenillo, morado, mordoré, etc. En el expresionismo europeo un color simplemente representa elementos subjetivos, mientras que en nuestra realidad atribúyense a los colores verdaderos poderos.

A continuación mencionamos algo del simbolismo del color europeo llegado a nuestra realidad:

Color amarillo desprecio.

Azul poesía, tranquilidad, aguas, profundidad.

Rojo amor, fuego, pasión, patriotismo, sangre, intensidad.

Verde esperanza.

Café tierra.

Violeta duelo, ornamentos (Iglesia).

Azul claro cielo, ángeles, paradisíaco.

Púrpura dignidad, imper¡al,cardenalicia,consular.

Negro duelo, fúnebre, mortuorio.

Luego de un análisis de cómo es utilizado el color en nuestro arte popular, y con la proyección a que su esencia señale las bases de un arte verdaderamente propio en América Latina, señalamos el contenido de esa simbología popular para establecer sus diferencias:

Color amarillo doncellez, riqueza.

Azul liberación.

Rojo poder de auyentar los malos espíritus,enfermedades, desgracias. Se utiliza como protección para seres indefensos (niños y animales recién nacidos), para evitar que intervengan en ellos fuerzas extreñas.

Verde vida,exuberancia, brotar de la nauraleza.

Rosa grave autoridad.

Café tristeza.

Morado amor, delirio de amor.

Azul claro pasión.

Negro es utilizado en una composición para atenuar la fuerza de los colores puros. Para el indígena carece de valor expresivo, para el mestizo representa también duelo aunque en menor escala.


Weitersagen:


top