lateinamerika - Quetzal - Politik und Kultur in Lateinamerika


El miedo

Autor:  | März 2013 | Artikel empfehlen
Kategorie(n): Dialogando

Miedo - Foto: Quetzal-Redaktion, gt

el miedo es hermano gemelo de la angustia, cuya madre es la ansiedad.

[la ansiedad

desvela

y

es

deseo

]

La angustia no es cosa de juego, no es ponerse a rimar unos versos valiéndose de una bonísima colección de diccionarios especializados. La angustia es una aurora sin tonos y sin colores. No puede ser obscura y es terca. Es un tesoro oculto en una caverna o un dolor tremendo en los intestinos. La angustia puede ser una bomba atómica y unos micos como deidades; ¡ah!, pero deidades cuyos rostros son horrorosos y cuyas cualidades son terribles. Un matemático la definió como la inversa de una integral que no tiene solución.

el miedo es dual. Su dualidad irrita. Puede ser desasosiego.

[el desasosiego

carcome

las entrañas

en tiempos

de terror

]

El desasosiego es el violador de la quietud y, también, de la tranquilidad. Hubo quienes se quitaron la vida poseídos por el desasosiego.

el miedo tiene origen real o imaginario.

Un miedo real es el que experimenta quién cometió una traición y tiene escrúpulos todavía de ser desenmascarado en el transcurso de una situación

o el que se tiene cuando se sufre de claustrofobia por la permanencia en un lugar cerrado, por ejemplo: la caja del ascensor que se dañó y quedó detenido en algún sitio del hueco del ascensor

o el que vive quién tiene pesadillas horrorosas o quién se caracteriza por la cobardía y le asaltan en una calle obscura o quién padece de esquizofrenia y no quiere que la amante le abandone o quién teme de todo y se le envió a la guerra o quién agoniza y no quiere morir

o el que martiriza a quién desconfía de sí mismo por esto y por lo otro

o el que deviene a causa de una catástrofe natural —

Un miedo imaginario es aquel que determina la fantasía a quién no se siente seguro en cualquier lugar

o perdió el juicio y le atormentan enemigos inexistentes o fantasmas increíbles

o cree que en la obscuridad de la noche vendrá Belcebú y le hincará el culo con una horca de tres puntas

o vendrán zombis con cuerpos de elefantes y harán de él chicharrón

el miedo es feo:

cuelga de unas vigas de madera (las vigas de madera son partes de una casa que poco a poquito viene al suelo) en el cuadro de un pintor;

es una circunstancia desfavorable para quién vuela en un avión a siete mil metros de altura y éste tiene un problema serio con uno de los motores o se introduce en una bolsa inmensa de aire cuya presión hace saltar unas de sus alas o es secuestrado por terroristas crudelísimos y uno de estos seres infames, debido a la actitud tonta de un pasajero impertinente cuyo empleo lo tiene en la policía o el ejército, explota una bomba;

alcanza las dimensiones de los escrúpulos en el casado infiel puritano religioso, que teme de que se descubra su falta de fidelidad;

el miedo tiene para el lingüista sinonímico una misma o muy parecida

significación que

temor

pavor

recelo

rescoldo

apresión

cuidado

sospecha

terribilidad

aterración

horripilación

horridez

medrana

pánico

canguis

canguelo

julepe

jindama

pavor

pavidez

pavura

mieditis

espanto

asombro

terror

alarma

horror

susto

sobresalto

sorpresa

repullo

turbación

aprensión

espantada

rebato

amedrentamiento

turbación

desaliento

sobrecogimiento

amilanamiento

acoquinamiento

timidez

recelo

temblor

pusilanimidad

grima

cobardía

asco

cerote

desconfianza

alarma

—————–

Bildquelle: [1] Quetzal-Redaktion, gt

 


Weitersagen:

Kommentar schreiben




top